fbpx
Patrocinado

Hablemos del Café Geisha de Panamá

272

El café pertenece a la cuarta familia botánica más diversa del mundo, las rubiáceas. Nativa del sur de Asia y África, esta planta es conocida por desarrollarse con características únicas en suelos tropicales y subtropicales del llamado cinturón del café, zona que delimita el trópico de Cáncer y Capricornio.

Patrocinado

Esta zona geográfica comparte la diversidad del clima y altura del suelo, condiciones esenciales para esta cosecha. Hoy en Buenos Sabores queremos hablarte de una de las variedades más destacadas de este cultivo, el café Geisha de Panamá, un producto exclusivo que ha logrado posicionarse como el mejor del mundo.

Origen del café Geisha

Existe una gran variedad de especies de cafeto que se determinan por la forma de su cultivo, siendo las más importantes la arábica y robusta, también se conocen otros tipos de granos como el excelsa o libérica. 

El café arábica es la variedad más conocida, abarca aproximadamente el 60 % de la producción mundial, distribuida en Centroamérica, Suramérica y el este de África. 

Originaria de Etiopía, esta es una siembra exigente que requiere gran altitud, entre 800 -2100 metros de altura, mientras más elevado, mejor su calidad, también requiere de mucha agua, un buen drenaje y suelos ricos en minerales. Cuenta con el equilibrio perfecto de aroma, cuerpo y sabor.

El café robusta es el segundo grano de café más cultivado, ocupa el 30 % de la producción mundial. Cuenta con mucho más cuerpo que el anterior, un sabor fuerte y terroso. Su resistencia hace que sea más flexible para adaptarse a otros terrenos con alturas que van desde los 600 a 800 metros. 

Aunque es originario del antiguo Congo Belga, suele darse de manera armoniosa en África, Asia y ciertas zonas de Brasil. Esta producción es mucho más económica y estable por lo que adquiere un precio más accesible en el mercado.

Por último, tenemos a Libérica y Excelsa, quienes ocupan el 10 % de la producción mundial de cafeto. El primero proviene de Monrovia, Liberia, en África Occidental, su sabor y aroma es mucho más fuerte y concentrado, tiene una gran resistencia para adaptarse a suelos más pobres que los usados en el arábica y robusta, siempre que cuenten con sombra y tengan un buen drenaje.  

El segundo, se descubrió en África Central, aunque, ahora podemos observar sus pequeños cultivos en países como la India, Vietnam o Filipinas. Se ha llegado a considerar que es un derivado del cafeto libérico, ya que requiere de las mismas condiciones para su producción.

El café Geisha es un derivado de la plantación arábica, procedente de un pueblo llamado Geisha, al suroeste de Etiopía. En los años 60, este cafeto empezó a extenderse en otros territorios, incluyendo Panamá, quien con sus características climáticas, logró mejorar su aroma y sabor. 

Descubriendo y alcanzando la fama 

En el año 2004 se realizó una competencia de cata “Best of Panamá”, patrocinada por Specialty Coffee Association of Panamá (SCAP), evento en el que participan los mejores granos de café del país para obtener una subasta, donde su producto se vende a precios exorbitantes. La variedad Geisha logró participar y recibir elogios del jurado, captando la atención de los profesionales del café. En 2019 la destacada publicación del Coffee Review, catalogó el café Geisha de Panamá, como la mejor variedad de este cultivo en el mundo con un puntaje de 98/100. Incluso, llegó a superar países como Colombia y Brasil, quienes cuentan con una producción mucho más alta.

Las propiedades organolépticas de este cultivo combinan un sabor y perfil que va entre las características del té y el café. Notas que cruzan el limón, maracuyá, melocotón, jengibre, bergamota, mora, canela y cáscara de naranja, junto a un aroma floral de jazmín y orquídea amaderada, acompañan el cuerpo suave de este cafeto, también conocido como el “champán del café”. 

La especialidad va por la casa

Los expertos atribuyen la calidad del Café Geisha de Panamá a las condiciones geográficas con las cuenta el país. Clima con una variabilidad entre húmedo y seco, además de zonas montañosas que rondan los 1600 m s. n. m, cualidades destacables para obtener uno de los cafetos más exquisitos y lujosos del mundo. 

Países como Japón, China y Estados Unidos se han interesado en el sabor y las propiedades de este café, cosechado en las tierras altas de la provincia de Chiriquí entre los meses de septiembre a diciembre. El café Geisha no es conocido por desarrollar una gran producción, pero sí con un tipo de cultivo que cuida los detalles exigidos por paladares exigentes.

¡Vale lo que cuesta!

La subasta organizada por el “Best of Panamá” ha logrado recaudar cifras considerables por cada libra de café. Para el año 2021 se pagó $USD 250.000 por 100 libras, mientras que, en el 2022, se subastó la misma cantidad por $USD 200.000. 

Sus compradores abarcan países como Japón, Taiwán, Arabia Saudita, Qatar, datos que aseguran un futuro exitoso y prometedor para este variedad de café.

Cerrar
Buenos Sabores © Copyright 2020. Todos los derechos reservados