fbpx
Patrocinado

Poké Bowl con Quinoa Integral y soya

1.2K

El Poke Bowl es una receta que está marcando tendencia en muchas cocinas, su diversidad para ser preparado, otorga una explosión de colores y sabores que enriquece a los paladares. Pescados, arroz y frutas son algunos de los ingredientes que los componen. Hoy en Buenos Sabores te diremos cómo lograr un Poke Bowl con Quinoa integral ¡un plato fácil, económico y delicioso!

Este plato de origen hawaiano es una excelente alternativa para mezclar diversos sabores, que además de ser liviano aporta un gran valor nutritivo al organismo. Las opciones para preparar esta receta pueden variar según los gustos, contando con ingredientes que son fáciles de encontrar en tu refrigerio o en el supermercado más cercano. 

El secreto del Poke Bowl

Toda receta cuenta con un secreto y el del Poké Bowl sin duda sería la salsa con la que es condimentado. ¡Elegir la salsa incorrecta puede llevar este plato a la ruina! Es tanto su protagonismo que suele ser utilizada a la hora de marinar el pescado y al cerrar la presentación del plato. 

Los ingredientes base para una salsa digna del Poke Bowl: 

  • Salsa de soya.
  • Azúcar. 
  • Vinagre de arroz.
  • Jengibre molido.
  • Ajo.
  • Semillas o aceite de sésamo.
  • Wasabi en polvo.
  • Sal. 
  • Limón. 

Algunas de las salsas más famosas que resultan de la mezcla de estos ingredientes son:

  • Salsa teriyaki: salsa de soja, vinagre de arroz, azúcar, ajo, jengibre y aceite de sésamo. 
  • Salsa de soja con cacahuate: salsa de soja, limón, aceite de sésamo y cacahuete tostado. 
  • Mayonesa de wasabi: mayonesa y wasabi.
  • Salsa de miso dulce: miso blanco, limón, vinagre de arroz, mirin y azúcar.
  • Salsa sriracha: salsa picante elaborada con chiles rojos, vinagre, azúcar, sal y ajo. 

Ingredientes: 

  • 150 g. filete de salmón.
  • 125 g. de quinoa integral.
  • 1 tomate.
  • 1 pepino.
  • ½ aguacate. 
  • ¼ de piña.
  • Semillas de sésamo.

Para la salsa: 

  • Jugo de 1 limón.
  • Jengibre en polvo.
  • Salsa de soja.
  • Aceite de sésamo.
  • Vinagre.
  1. Hierve los 125 g. de quinoa en agua por unos 15 minutos, cuela y deja reposar.
  2. En una taza vierte el jugo de un limón, la salsa de soja, el aceite de sésamo, el vinagre y el jengibre el polvo, mezcla bien.
  3. Limpia el salmón, córtalo en dados pequeños y colócalo en un bol. Agrega un poco de la salsa (hasta cubrir las piezas) para dejarlo macerar por 1 hora en la heladera. Reserva un poco para el final. 
  4. Corta en cuadros pequeños el tomate, el pepino, la piña y el aguacate.
  5. Toma un plato hondo y empieza a armar tu Poke Bowl colocando la quinoa previamente cocida y ubica los otros ingredientes decorando el plato.
  6. Saca el salmón de la heladera y retíralo del bol escurriendo el exceso, colócalo en el plato con los otros ingredientes.
  7. Cierra aderezando el plato con la salsa reservada y las semillas de sésamo. ¡Listo a degustar!  

Otras opciones para disfrutar del Poke Bowl con derivados de la soya: 

  • Poke Bowl con salmón y edamames.
  • Poke Bowl con atún, arroz y brotes de soja.
  • Poke Bowl con camarón y tempeh.
  • Poke Bowl con edamames y tempeh. 

¿Viste lo rápido y práctico que puede ser este platillo? Ideal para aquellos días donde no quieres invertir mucho tiempo en la cocina y seguir comiendo por todo lo alto.  

Prepara estas deliciosas opciones y disfruta de esta nueva tendencia culinaria en familia. ¡Sube tu mejor foto a nuestras redes sociales y cuéntanos qué te pareció! ¡Porque los Buenos Sabores… no se hacen esperar!

Cerrar
Buenos Sabores © Copyright 2020. Todos los derechos reservados