fbpx
Patrocinado

Marinar proteína, Quitar el amargo de berenjenas: estos y muchos trucos de cocina aquí.

4.2K

La cocina es un lugar excepcional para despertar la creatividad y los sentidos. Sus colores, sabores, texturas y aromas nos pueden llevar a un estado placentero, incluso, antes de degustar el primer bocado. Para muchos representa un hobby, profesión o una alternativa para soltar la rutina y reducir los niveles de estrés. Han sido décadas de preparaciones y mezcla de ingredientes para lograr la mejor versión en cada platillo, pero también un sinfín de secretos o tips que venimos utilizando desde nuestros ancestros, y sin duda, ¡nos salvan la vida! Hoy en Buenos Sabores, traemos una recopilación con los trucos más populares en la cocina que siguen revolucionando nuestras recetas.

Patrocinado

Marinar una proteína 

El marinado es una técnica que usamos tradicionalmente para “sazonar” nuestras proteínas, ya sea carne, pollo o pescado, tu marinado debe contar con dos ingredientes base: el aceite y un ácido (según tus preferencias y el gusto que desees darle al platillo). El primero logrará potenciar el sabor de la pieza, mientras que, el segundo, ayudará a modificar su textura, haciéndola mucho más suave. 

El marinado debe mantenerse dentro de la heladera, sellado con papel film y en un bol de vidrio, evita las opciones de plástico o metal que tienden a modificar el sabor de los ingredientes. En cuanto al tiempo de marinado, depende del tipo de carne y el tamaño de la pieza, mínimo 3 horas para absorber todo el sabor y entre 12 o 16 horas para evitar cambiar demasiado la textura.

Cortar cebolla sin llorar

¡Todos hemos llorado picando una cebolla! Con estos tips prepárate para no hacerlo más. El primer truco, es sumergir la cebolla previamente pelada en un tazón con agua templada (entre 5-7 minutos), también puedes colocarla en la heladera por unos 10 minutos, antes de empezar a cortar. Otro truco es utilizar un cuchillo que realice un corte limpio, de esta manera la cebolla genera menos líquido.

Quitar el exceso de sal a un guiso

Estos tips son efectivos cuando se realiza una sopa, guiso u otra comida y termina con exceso de sal. Lo mejor será pelar una papa o patata y agregarla a la preparación para que el almidón se encargue de absorber. Otra alternativa es usar un trozo de pan, ambos ingredientes debes retirarlo una vez realicen la acción. Un truquito más sería colocar un alimento dulce, por ejemplo, azúcar. 

Evitar malos olores en la heladera

El bicarbonato es un aliado para la limpieza del hogar, especialmente en la cocina, desincrusta la grasa, elimina las manchas en las ollas y evita los malos olores en la heladera. Solo basta con mezclar un poco de bicarbonato y agua hasta lograr una pasta ligera, limpia tu heladera como de costumbre y retira con agua clara. Otros productos naturales para extraer los olores desagradables son el limón y el vinagre, mezcla un poco de ambos y aplica, no olvides retirarlo.  

Conservar el ajo, aliño y otros alimentos

A veces por falta de tiempo o exceso de actividades terminamos perdiendo algunos alimentos como el pimentón, tomate, ajo, papa, zanahoria, remolacha. Estos son algunas recomendaciones para mantenerlos por mucho más tiempo en la heladera:

  • Ajo: puedes picarlos finamente y sumergirlos en un frasco de vidrio con aceite. Llévalos a la heladera y usa cuando requieras. 
  • Aliños: corta en cubos pequeños pimentón, cebolla, cebollín, cilantro y otros, coloca en un frasco de vidrio, almacena en el freezer y retira un par de minutos antes de empezar a cocinar. 
  • Verduras: papa, zanahoria, remolacha, camote, calabaza las puedes cortar en cubos y colocarlas en bolsas herméticas para congelar hasta cuando vayas a usarlos.

Tomate: hierve tus tomates y licua hasta procesar bien. Agrega en una cacerola y deja cocinar, adereza según tu gusto. Enfría, coloca en frascos de vidrios y reserva en la heladera.

Quitar el olor de aliños de las manos

Cocinar es una obra de arte, pero el olor que queda en nuestras manos, tras el uso de algunos ingredientes es otro tema. Para esas ocasiones incómodas existen algunos tips, por ejemplo, sumergir tus manos en un tazón con agua y un chorrito de vinagre, otra opción es preparar una mezcla con sal y un poco de agua para exfoliar, también puedes frotar tus manos con la mitad de un limón por un par de minutos, luego enjuaga con abundante agua.  

Quitar el amargo a las berenjenas 

La berenjena es un ingrediente versátil que nos encanta agregar en muchas preparaciones, sin embargo, al ser cortada y cocinada suele tomar un sabor amargo. Para evitar esto puedes cortar tus berenjenas y colocarlas previamente en un bol con agua y una cucharadita de sal, esto, además, te ayudará a mantener su color y frescura. 

Quitar ácido a una salsa de tomate

Los tomates tienen un conocido sabor ácido que, desafortunadamente, se mantiene en algunas de nuestras preparaciones. Si este toque no es agradable para tu paladar, puedes optar por aplicar una pizca o cucharadita de azúcar a la cocción, la cantidad de esta va a variar según la cantidad y el nivel de acidez que tengan los tomates.  

Mantener fresca la lechuga, espinaca y acelga

La lechuga, espinaca, acelga y otras hortalizas de hojas verdes son otras opciones que, con frecuencia, perdemos en nuestra heladera, ya que se oxidan o se pudren demasiado rápido. Un tips para que duren mucho más, es lavarla bien y luego sumergirlas en un tazón con agua y vinagre por unos 5 minutos, deja escurrir y organiza en envases usando toallas de papel. Manténlas lejos de las paredes de la heladera y libre de contacto con otras hortalizas o verduras. 

Estos truquitos mejoran la calidad de tus comidas, te ahorran tiempo y facilitan la vida. Empieza a usarlos en tu cocina. Cuéntanos cómo te va y cuáles te gustaron más. ¡Porque los Buenos Sabores…no se hacen esperar!

Cerrar
Buenos Sabores © Copyright 2020. Todos los derechos reservados