fbpx
Patrocinado

Consejos para almacenar salsas y pastas

889

Como amante de la cocina, especialmente de la cocina italiana, es clave que tengas en cuenta cómo puedes almacenar adecuadamente las salsas y pastas que quedan en tu cocina, para que estas se conserven bien hasta su consumo finalEn este post, te comentaremos algunos tips que puedes aplicar para conservar las pastas y salsas y que al consumirlas estén como recién hechas, además aprenderás como conservar las pastas secas antes de su consumo. ¡Sigue la lectura!

Patrocinado
  • ¿Cómo los ingredientes frescos ayudan a cocinar mejores recetas y a tener una comida de buena calidad?

El toque que le da un gusto especial a la comida italiana, se basa en que todos sus ingredientes son de origen natural, siendo alimentos totalmente frescos como por ejemplo: tomates, albahaca, perejil, ajo, pimentón, entre otros. Esto hace que cuando cocinemos recetas italianas al momento de conservar la comida sobrante, por estar elaborada con ingredientes naturales se conserven mucho mejor; es decir, por mucho más tiempo. 

Los ingredientes frescos, le dan un gusto mayor a cualquier receta, pero especialmente a la comida italiana cuyos ingredientes nacen de la madre tierra y es por eso que tiene una sazón ¡tan divina! resultando en platillos de alta calidad. 

  • ¡Tips para almacenar tus salsas y pastas!
  • Guarda las pastas secas en lugares secos y herméticos.

La pasta seca no solo es un ingrediente muy versátil, sino que además, es sumamente práctico para tener siempre en la despensa. Su vida útil es muy larga, lo que nos permite tener en todo momento su disposición con la variedad de pasta que queramos. 

Es clave que para su conservación utilices envases para pasta plásticos o de vidrio, siempre resguardados en un lugar fresco y seco. Si la pasta no recibe luz directa mucho mejor. Lo ideal es almacenarla en su envase, dentro del armario de la cocina o en la despensa. 

  • Utilizar envases de vidrio con cierre hermético. 

Muchas veces tenemos en la cocina envases de vidrio con tapas herméticas que no sabemos muy bien cómo utilizar. Te contamos que este tipo de contenedores de vidrio son muy útiles para almacenar todo tipo de pastas, de hecho, puedes combinar estilos de pastas (especialmente cortas) y te pueden quedar muy decorativas en tu cocina.  Por ejemplo, puedes combinar recipientes altos con espaguetis y en otros pequeños colocar pastas tipo fusilli, farfullo, tortiglioni, entre otros. 

  • Prepara pastas para almacenar hasta el día siguiente. 

La pasta fresca requiere ser utilizada en un corto período de tiempo desde su elaboración. Es por esto, que te recomendamos que si necesitas almacenar sea de un día para otro como máximo y debes conservarla en un envase de plástico bien cerrado en la nevera. 

En el caso que la pasta sea rellena, no es recomendable guardarla por mucho tiempo, te aconsejamos consumir el mismo día de preparada. 

  • Conserva la pasta fresca por un tiempo más largo. 

También puedes congelar la pasta fresca, sino la vas a cocinar inmediatamente. Esto lo haces almacenando la pasta en unas bolsas especiales de congelación, sellándolas muy bien y distribuyendo en cada una la porción que servirás al momento de consumir. Estas bolsas funcionan tan bien dentro del congelador que puedes dejar esa pasta guardada de 2 a 3 meses, siempre y cuando las selles muy bien. 

  • Almacena la pasta fresca con un chorrito de aceite. 

Este tips es muy recomendable para conservar muy fresca la pasta que se almacena en la nevera, solo debes guardar la pasta en un envase bien hermético y encima colocarás un chorrito de aceite, si es aceite de oliva mucho mejor. 

  • Almacena la pasta cuando esté en temperatura ambiente. 

¡Jamás almacenes la pasta en la nevera, enfriándola con agua! Debes esperar que la pasta cocinada, se enfríe por sí misma y quede a temperatura ambiente. Una vez tenga la temperatura ambiente adecuada, podrás envasarla y guardarla en la nevera. 

  • Almacena las salsas. 

Para almacenar las salsas lo mejor es usar envases o tarros herméticos de vidrios listos para el consumo. Si la salsa es comprada, podemos almacenarla fuera de la nevera, siempre y cuando no la hayamos destapado y se conservará al igual que la pasta seca en un lugar seco y preferiblemente oscuro. 

Una vez abierto el frasco de salsa, este deberá pasar a la nevera para su refrigeración. Puedes conservarse durante varios días en la nevera siempre que el recipiente esté bien cerrado e incluso puede congelarse sin problemas. 

Las salsas que mejor aguantan el proceso de congelación son las elaboradas con tomate como por ejemplo: la Napoletana Barilla o la Basilico Barilla, el Pestoalla Genovese Barilla y el Pesto Rosso Barilla. En cuando al queso que muchas de estas salsas llevan como ingrediente, es mejor guardarlo aparte y añadirlo a la salsa justo antes de consumir. 

Como verás la pasta y la salsa son productos de fácil conservación, pero merece la pena saber muy bien cómo guardarlos en casa para aprovechar al máximo todas sus cualidades y no desperdiciar absolutamente nada.  

Sigue estos sencillos consejos para que tus pastas y salsas se conserven tranquilamente en casa y estés listos para tus deliciosas recetas. 

Cerrar
Buenos Sabores © Copyright 2020. Todos los derechos reservados