fbpx
Patrocinado

Receta de Salsa Bechamel casera

159

Y si hablamos de recetas y de exquisiteces, hay una salsa que no puede faltar en casa y que te ayudará a acompañar diversos platillos en el hogar, es la salsa bechamel. En este post, aprenderás cómo hacer la salsa bechamel casera, para que deleites a toda la familia con su increíble sabor. ¡Toma nota! 

Patrocinado

Una de las ventajas de esta salsa es que puedes prepararla a tu gusto, dándole tu toque personal, además que es sumamente versátil, porque con ella puedes acompañar una gran variedad de platillos: pastas, albóndigas, pasticho, lasaña de carne, entre otras comidas que son deliciosas y donde la salsa le da su toque magistral. 

La salsa bechamel o salsa blanca, es una receta cuyos orígenes se le atribuyen a Francia e Italia.  La esencia de la salsa radica en el uso de la leche, como ingrediente clave que le dará el color y en combinación con la harina de trigo y la mantequilla se complementa la espesura de la misma.  Es una salsa ideal para platillos gratinados que contengan pasta o verduras, también para el acompañamiento de carnes rojas y pescado.

¡Preparemos Salsa Bechamel! 

Para preparar esta receta debes seguir cuidadosamente los pasos que te daremos, para que quede espesita, pero al mismo tiempo sin ningún tipo de grumos.  ¡Manos a la obra! 

Tiempo de preparación: 20 minutos. 

  • Ingredientes: 
  • 500ml de leche 
  • 45grs de harina de trigo (3 cucharadas soperas)
  • 30 grs de harina de trigo (2 cucharadas soperas)
  • Sal y especial al gusto. Se puede utilizar nuez moscada y pimienta negra recién molida. 
  • Preparación: 
  1. Coloca un caldero a fuego suave y coloca la mantequilla. Espera que la mantequilla se derrita y quede líquida. 
  2. Con la mantequilla líquida, agrega la harina de trigo y mezcla bien con unas varillas para que no se formen grumos, de manera que quede homogénea. 
  3. Cocina de 2 a 3 minutos sin parar de remover con las varillas para que la harina pierda su sabor crudo.
  4. Ahora añade un poco de leche (menos de la mitad) y sigue mezclando sin parar. Cuando se haya integrado todo y empiece a espesarse añade otra tanda de leche. Y así sucesivamente irás repitiendo el paso y removiendo sin parar, siempre a fuego suave. 
  5. Dependiendo de la temperatura del fuego, puedes remover cocinando hasta unos 10 minutos para que espese bien. 
  1. Añade la sal y las especies al gusto. Se puede incorporar también orégano seco, todo depende de tu gusto. Remueve un poco para integrar bien todo. Prueba y verifica si está bien de sal y especias. 
  2. Cuando veas que la salsa está bien cremosa y con la textura que está buscando, apártala del fuego y ten en cuenta que al enfriarse sigue espesándose un poco más, por esta razón debes servirla inmediatamente en el platillo. 
  3. ¡Listo! ¡a disfrutar de la increíble salsa bechamel

Tips Extra

Ten en cuenta que: 

  • Si necesitas la crema menos espesa, puedes incorporar más leche y seguir removiendo hasta obtener el espesor deseado. 
  • Puedes incorporarla a canelones, pastichos, lasañas, patatas cocidas, verduras o carnes de tu preferencia. 
  • Recuerda que la clave está en remover constantemente la mezcla para que quede bien homogénea y no se creen grumos. 
  • La salsa puede conservarse hasta 3 días en la nevera, ya que en refrigeración no espesará.  A la hora de servirle deberás calentarla con un poco de leche a fuego suave y lograrás la textura deseada. 

La salsa bechamel, siempre es una buena opción para degustar. Haz la receta en casa y cuéntanos cómo te va, porque los ¡Buenos Sabores no se hacen esperar!

Cerrar
Buenos Sabores © Copyright 2020. Todos los derechos reservados