fbpx
Patrocinado

Los Mariscos: beneficios, diferencias y cuidados en la manipulación y una receta de Ceviche.

216

Los mariscos son protagonistas en las diferentes gastronomías del mundo, destacando por su exquisito sabor y elegancia. Son muchas las opciones que tenemos para degustar el sabor del mar en una presentación gourmet, hoy en Buenos Sabores te enseñaremos a identificar los diferentes mariscos que existen, beneficios de consumirlos, cuidados para su manipulación y la receta de un delicioso Ceviche.

Patrocinado

Gambas, pulpos, langostinos y ostras son algunas de las especies que pertenecen al amplio repertorio marino, todos cuentan con diversas características que los diferencian uno del otro. Sus formas, colores y sabores hacen que probar estos invertebrados sea toda una experiencia.

¿Cómo se clasifican los mariscos? 

Clasificar los mariscos puede ser una tarea complicada de realizar, ya que estos cuentan con una gran diversidad de especies. Su estructura está hecha de tejidos blandos protegidos por una concha o caparazón, resultando tres grandes grupos: 

Moluscos:

Estos suelen vivir en los lugares más profundos y oscuros del mar, por lo general cuenta con un sistema bilateral en forma de concha calcificada que les permite protegerse y desplazarse en el océano, tal es el caso de: mejillones, ostras, almejas o vieiras. Dentro de esta categoría también podemos encontrar los cefalópodos, una especie que no tiene concha y en su lugar poseen tentáculos, por ejemplo: pulpos, calamares o sepias. 

Crustáceos:

Los crustáceos pertenecen al amplio grupo de artrópodos, siendo especies de tamaño regular con cuerpos segmentados y apéndices articulados. Entre sus características comunes tenemos: 

  • Su cuerpo está cubierto por un caparazón que suele cambiar durante el desarrollo. 
  • En general cuenta con 5 pares de patas articuladas.
  • Sus patas delanteras suelen ser con pinzas.
  • Tienen 2 pares de antenas.
  • La mayoría de los crustáceos tienen respiración branquial.

En este grupo tenemos: camarones, cangrejos, langostas, gambas, cigalas. 

Equinodermos: 

La palabra equinodermo es de origen griego y significa “piel con púas”, de allí la principal característica en estas especies, ya que poseen un caparazón cubierto con espinas que funciona como protección ante sus depredadores. De los invertebrados que hemos nombrados, estos son los únicos exclusivamente marinos y la poca fama que tienen en el mundo gastronómico es porque no todas estas especies son de consumo humano, teniendo excepciones como: los erizos y pepinos del mar.  

Beneficios de los mariscos: 

Como especies del mar, mucho de los mariscos contienen la misma composición nutricional, entre las que destacan: vitaminas A, B, D y E, minerales como el calcio, hierro, potasio, sodio, yodo, magnesio y selenio, un alto contenido en proteínas, aminoácidos esenciales, además de ácidos grasos Omega 3, todo esto con un bajo aporte de grasa y carbohidratos, ofreciendo diversos beneficios al organismo: 

  • Retrasa el envejecimiento de las células del cuerpo. 
  • Disminuye el riesgo de padecer anemia nutricional.
  • Regula el colesterol.
  • Previene enfermedades cardiovasculares.
  • Mejora el estado de ánimo y disminuye la fatiga.
  • Reducen la posibilidad de sufrir de cáncer de pulmón, esófago, estómago y próstata. 
  • Ayuda al desarrollo neuronal evitando enfermedades como el Alzheimer.
  • Fortalecer el sistema inmunológico, muscular y nervioso. 

Cuidados de manipulación:

Las especies del mar deben tener un procedimiento estricto en su manipulación durante el traslado, exhibición y cocción, de esta manera se pueda consumir un producto óptimo y de bajo riesgo para la salud: 

  • La cadena de frío: los mariscos deben mantenerse refrigerados tanto en el punto de venta como en casa. Evitar mantenerlos cerca de otros alimentos u objetos plásticos que puedan acelerar el deterioro o transmitir bacterias.
  • Durante la compra: verificar que el establecimiento cumpla con las normas sanitarias, revisar que los mariscos no cuenten con un empaque roto, aroma o aspecto desagradable. Evitar productos con conchas o caparazones rotos, ojos hundidos y manchas negras. Adquirir el producto al finalizar las compras para no romper la cadena de frío por mucho tiempo.
  • En el hogar: limpiar inmediatamente los mariscos y llevarlos al refrigerador. Almacenar en envases herméticos. Realizar el proceso de descongelación en la nevera y no sumergidos en agua o a temperatura ambiente. 
  • La preparación: la Asociación Española de Nutrición y Dietética recomienda cocinar los mariscos para reducir el riesgo de intoxicación. En el caso de querer consumirlos crudos se recomienda congelar previamente a -20ºC por 1 o 2 días. 

Receta: Ceviche de Mariscos.

Ingredientes: 

  • 300 g de calamares
  • 500 g de camarones
  • ½ kg de pulpo
  • 1 taza de jugo de limón
  • 2 cebollas moradas
  • 4 tomates
  • 1 aguacate
  • 1 tallo de cilantro
  • Pimienta
  • Sal

Preparación: 

  1. Lava el pulpo y lleva a una olla con agua hirviendo por unos 30 o 40 minutos. Retira del fuego, deja reposar y corta en trozos.
  2. Limpia los calamares y córtalos en anillos. Ponlos a hervir en una olla con agua por 5 minutos. Retira y reserva. 
  3. Pela y limpia los camarones, lávalos con abundante agua y pon a hervir por unos 5 minutos. 
  4. Luego de cocinar los mariscos, viértelos en un bowl y reserva.
  5. Corta las cebollas y el ají en juliana. Los tomates y el aguacate puedes cortarlos en cubos medianos.
  6. Colócalos en un bowl, agrega el jugo de limón, sal y pimienta al gusto, mezcla bien para integrar los ingredientes.
  7. Pica el cilantro en trozos finos, agrégalo al bowl y mezcla bien. Lleva al refrigerador por unas horas para enfriar. 

Prueba realizando este Ceviche de Mariscos y ponle tus ingredientes favoritos. Comparte con nosotros una foto de tu creación y cuéntanos qué te pareció. ¡Porque los Buenos Sabores… no se hacen esperar!

Cerrar
Buenos Sabores © Copyright 2020. Todos los derechos reservados