fbpx
Patrocinado

Tips para Barbacoa

2.1K

Realizar un asado, aunque lo parezca, no es una tarea fácil. Elegir el tipo y corte de la carne, la calidad de las brasas, el aderezo, las guarniciones y bebidas para acompañar ¡son muchos los detalles a tener en cuenta! Pero, no te desanimes, tampoco necesitas ser un experto para lograrlo. Solo un poco de práctica y atreverte a dar el primer paso, una vez lo hagas, ¡será pan comido! 

Patrocinado

Hoy en Buenos Sabores, queremos darte algunas recomendaciones para iniciar en el mundo de la barbacoa con éxito.

Cocinar alimentos a la parrilla es una hazaña que muchos no llegan a completar con éxito. Otros en cambio se convierten en expertos de la materia, listos para presumir sus habilidades con las brasas. Conoce estos tips básicos que debes manejar para ir por el camino correcto: 

¡Busquemos el combustible! 

Este punto queda a preferencia de cada cocinero, ya que no hay bueno ni malo, solo diferencias de sabores. La comida a leña es una tradición que viene de nuestros antepasados, pero tiene su técnica, por ejemplo, elegir la madera correcta y saber encender el fuego a tiempo, ya que este tardará mucho más en arder.

Por su parte, el carbón es más práctico de utilizar (ideal si estás en tus inicios), pero no te confíes, también hay que saber elegir la opción correcta en el mercado. Una buena señal de la calidad, es que tanto la madera como el carbón cuenten con encina, un ingrediente clave para la consistencia y durabilidad del fuego. 

¡Encendamos el fuego! 

Lo principal en una barbacoa es encender el fuego con antelación, así este pueda ir tomando forma para cuando llegue el momento de colocar la carne y otros alimentos. El secreto acá es lograr que este no se encuentre ni muy fuerte ni demasiado bajo. 

Para saber que hemos llegado al punto correcto, las brasas deberán adquirir un color blanquecino uniforme. También puedes probar sosteniendo tus manos a unos 10 o 20 centímetros por encima de la parrilla, si toleras un máximo de 7 segundos, ya puedes empezar a realizar tu barbacoa.

¡A escoger la carne! 

Todos los detalles en una parrilla son importantes, y por supuesto la carne no será la excepción. Esta debe verse fresca y de un color rojo brillante, además de tener un buen corte y un marmoleo de tejido para concentrar la jugosidad y el sabor. No olvides calcular la carne, según la cantidad de comensales, además de mantenerla en un sitio apto hasta el momento de su cocción. 

Te recomendamos considerar otras opciones para veganos o vegetarianos, por ejemplo,  pimentón, queso provolone, champiñones, maíz, papas, tofu, huevo, berenjenas y otros. La idea es que seas un anfitrión que piense en los diferentes gustos. 

¡Cuidado con el marinado!

Esta técnica de preparación se realiza antes de la cocción del alimento. Para ello, vas a necesitar tres ingredientes base: aceite para mantener los jugos en la carne, ácido para aportar suavidad y especias para mejorar el sabor. 

Manteca, aceite de oliva, aceite de ajonjolí, salsa de soja, limón, naranja, vinagre, ajo, jengibre, orégano y comino son las opciones más utilizadas para marinar carnes. Aunque algunos prefieren irse por lo tradicional colocando solo pimienta y sal entrefina (la sal especial de los asados). 

La sal, ¿va antes o después? 

La sal es un tema que se debate entre los profesionales y fanáticos de la barbacoa, algunos recomiendan hacerlo antes de cocinar la carne, mientras que otros prefieren colocarla durante o incluso después de la cocción. Parece que esto ya queda a gusto de cada asador, así como el tipo de sal a usar: gruesa o entrefina. 

Colocar la sal con la carne cruda ayuda a que esta absorba todo el sabor durante la cocción. Sin embargo, hay que tener cuidado con cuánto tiempo de antelación se coloque, ya que puede deshidratar el corte, perdiendo su jugo y suavidad. 

Optar por agregar la sal una vez la carne está lista, garantiza que esta mantenga su textura y jugosidad, además de ofrecer la alternativa de que cada quien aderece la carne a su gusto, al momento de servirse. También puede hacerse durante la cocción y resulta la forma favorita de muchos, pues mantiene el equilibrio para obtener una carne suave con el punto exacto de sabor. 

Los implementos básicos para el asador

La seguridad es lo primero al momento de hacer un asado, y algo que lo va a garantizar es el uso adecuado de los implementos. Pala para remover las brasas, trinches y pinzas largas, espátula, brocha, un buen cuchillo, una tabla para cortar, delantal. Además de esto, debes tomar medidas como no ingerir licor mientras cocinas, mantener lejos a niños o personas de riesgo, no distraerte cuando manipulas las brasas o alimentos sobre el fuego. 

¿Qué cocino primero? 

Los alimentos en las barbacoas también deberán cocinarse por tanda, empezando con aquellos que lleven una cocción mucho más larga, por ejemplo, el maíz, papa, zanahoria. Luego, puedes empezar con opciones más blandas como las berenjenas, pimentones, piña. En cuanto a las proteínas, lo más recomendable es colocar primero los cortes gruesos y según el tipo de carne.

El pescado dura un máximo de 3 minutos, la carne de cerdo y el pollo pueden llevar entre 10 y 15 minutos, la carne de vaca, una vez atemperada, no necesita más de 5 o 7 minutos para quedar en un punto medio y jugoso. Pancetas, chorizos y morcillas entre 3 y 5 minutos. 

Con tiempo y paciencia lograrás convertirte en todo un experto en la parrilla. Solo debes dar el primer paso y dejarte llevar. Cuéntanos, ¿qué te ha parecido el artículo?, ¿Qué otro tips se debería tener en cuenta para preparar una barbacoa? ¡No pierdas tiempo y empieza con la tuya! ¡Porque los Buenos Sabores… no se hacen esperar!

Cerrar
Buenos Sabores © Copyright 2020. Todos los derechos reservados